Volver Chat Noticias Regístrate HaiMail

 


Si hay que definirlo en pocas palabras: un luchador. Una persona que basó su vida en el sacrificio y el trabajo. Un hombre que, convencido de  lo que hace, da cada paso con firmeza, valor, con la esperanza de los que creen que pueden, que no hay nada que se interponga y que sea imposible; pero sobre todo porque hay “una historia” detrás de él, y un presente que son dignos de contar.

El Sr. Bakchellian es el dueño de Gatic, la empresa más importante de calzado deportivo y textil de la República Argentina, licenciataria de marcas de prestigio internacional como Adidas, New Balance, Le Coq Sportif, Reef,  entre otros.

El Sr. Bakchellian ha publicado recientemente un libro titulado “El error de ser argentino”, donde cuenta el desarrollo de su empresa y los problemas que tuvo y tiene que afrontar por elegir, según algunos, “el camino más difícil” en un país como la Argentina.

SU PADRE: ISAAC BAKCHELLIAN, ARMENIA Y LA DIÁSPORA

Eduardo Bakchellian: “Cuando nuestros padres vinieron acá, no vinieron como inmigrantes. Vinieron como refugiados. Esta es la realidad histórica.

Mi padre viene en el transcurso de las matanzas, que empiezan al final del siglo XIX y se prolongan hasta 1920. Él se escapa para no hacer el servicio militar para los turcos, porque Hadjin estaba totalmente dominada y actualmente el Hadjin destruido está en territorio turco. Entonces él se escapa, después se dedicó exclusivamente a la colectividad y a la reivindicación en esa época y ayudar a todos aquellos que venían sin idioma, sin dinero, sin oficio y con un drama detrás que era increíble. Entonces la idea era siempre mantener la esencia de la armenidad y mi padre luchó muchísimo, fundamentalmente en la creación de colegios, como el mismo fundó el colegio Bakchellian, pero antes de eso trabajo muchísimo para dotar institutos de enseñanza para que los chicos sigan hablando armenio. La idea era que un día teníamos que volver.

En el año ’45, en plena guerra tenían que elegir un Católicos, y en la elección del Catolicós intervenían delegados de cada continente, a él le tocó ir por Sudamérica. Desapareció durante ocho meses porque era plena guerra. Salió en el mes de abril del ‘45 y volvió en noviembre, nosotros no tuvimos jamás noticias de él. Cuando volvió en el ‘45 yo tenía 15 años, creo que era el primero que volvía de la Madre Patria después de las matanzas, realmente era tocarlo, trajo tierra. En el aeropuerto de Morón yo nunca vi tantos armenios juntos como ese día. Fue a la Iglesia armenia, dió conferencias y él decía “no es el momento de volver”, porque evidentemente el régimen estaba en su plenitud y Armenia se iba rusificando. Es donde se junta con tres o cuatro hadjintsi, uno de Marsella y otro de California, y juntos proyectan la idea de refundar el pueblo de Hadjin pero en territorio armenio soviético. Realmente hacen una proeza, caminan el mundo, mi viejo hizo toda Latinoamérica y Estados Unidos de costa a costa recaudando fondos. Estuvieron en Francia, en el Líbano y finalmente en el ‘55 fueron y pusieron la piedra fundamental de la refundación, porque era un pequeño villorio y la idea de él era volver a los diez años para ver como había desarrollado el pueblo.

Lamentablemente él fallece en el ’63. Mi mamá fue en el ‘65 y ya encontró un pueblo en marcha y con toda la gente que iba hablaba de Nor Hadjin. Yo aquí recibí al alcalde de Nor Hadjin hará quince años y me invitó, y por una cosa y la otra uno fue postergando, pero este año fui y realmente fue una enorme satisfacción porque vi un pueblo deprimido como está Armenia, pero de 15.000 habitantes. Y había un monumento a los mártires de Hadjin y dentro del monumento hay un museo y en el museo me encuentro con la foto de mi padre, realmente fue muy emocionante. Pero salí muy entristecido de Armenia porque realmente si no hay una concientización total de parte de la diáspora, es muy difícil.

Hoy yo veo que está normalizado políticamente, pero si no hay aporte de dinero para poner industrias y proveer mano de obra, no tiene salida.

Yo mismo estoy con la idea de ver si podemos llevar algo allá. Vine con toda esa idea y lamentablemente nosotros estamos acá, atravesando por una crisis que es el origen del libro.

Pero mi idea la voy a tratar de concretar de cualquier manera. Por lo menos hacer el intento. Yo creo que esto tiene que cundir en toda la diáspora, sino no tenemos solución. Es lamentable.”

"Creo que Armenia tiene que buscar la relación con Turquía, sino no tiene salida."

ArmeniosOnLine: "La Diáspora quizás ya está un poco cansada, está desgastada."

EB: “Si tal vez está desgastada pero no hay que desgastarse. Hay que seguir luchando.

Aparte es una historia milenaria. No se puede tirar toda la cultura, la religión, toda la historia de Armenia. Ya este año se cumplen los 1.700 años del cristianismo. Son hitos fundamentales que hablan del tipo de raza que es, de los sacrificios que ha tenido que afrontar, y ha mantenido de cualquier manera la armenidad. La realidad es que hay que olvidar lo pasado y creo que tiene que buscar la relación con Turquía, sino no tiene salida.

Parece que fuera un contrasentido lo que yo digo, pero uno tiene que mirar la historia hacia adelante, no hacia atrás. Aparte ya pasaron ochenta años donde uno tiene que analizar, hay muchos compromisos políticos internacionales con Turquía, miembro de la OTAN, como para que todavía sigamos insistiendo en eso. Yo creo que todo eso es un dolor que lo tenemos que asimilar nosotros y mirar para adelante porque sino... estamos cometiendo un segundo genocidio.

Te digo que yo pasé unos días fenomenales. Por supuesto después cuando analizás te da mucha tristeza sobre todo, pero cuando salí vi la gente con los baúles, eso es lo que te da pena. Gente joven. Y cuando hablas con ellos te dicen “guiank chi ga”... no hay vida...

Este instrumento de ustedes no saben el valor que tiene... ustedes lo saben mejor que yo... tiene un valor fenomenal, yo creo que es donde se puede revolucionar esta idea... Este es el homenaje que le tenemos que hacer a nuestros padres... a nuestros ancestros.

AOL: En ArmeniosOnLine hay una sección dedicada a los armenios famosos. Déjenos decirle que lo hemos incluido allí.

EB: “Yo no soy famoso para nada... puede ser mi padre que fue un luchador de la causa... con una pasión total, y en ese momento ustedes saben que en la vida de la colectividad en Argentina hubo mucha política, pero él sabía contemporizar. Yo recuerdo que mientras él vivía era muy difícil ganar una elección en el Centro Armenio... era un líder... pero un líder fundamentalmente de los barrios de Soldati, Alsina, Parque Patricios, San Cristóbal, todo el Bajo Flores.

AOL: Si uno analiza, como usted decía antes la realidad política internacional, piensa que si Armenia no hubiera pasado por la época Unión Soviética quizás hoy existiría?.

EB: “No, Armenia desaparecía... absolutamente, porque hoy somos independientes... fijate lo que nos cuesta que alguno reconozca el genocidio, sigue la lucha, hay muchos intereses.”  

 

1 2 3

Volver